Los días 18, 19 y 20 de mayo nuestra ciudad se convirtió en el verdadero corazón comercial de Cataluña. Un tiempo primaveral acompañó el numeroso público que se paseó por todo el recorrido urbano y ferial, con la mayoría del comercio abierto, ofreciendo excelentes promociones.

Debemos destacar este año la buena acogida de la feria de artesanos, con gran número de paradas, que ofrecieron un variado catálogo de productos de gran calidad de diversos lugares de nuestro país.

Share This